viernes, 22 de enero de 2010

Adquisición fonológica en niños prematuros (Ver artículo original)

La creación del repertorio de fonemas de la lengua materna es una tarea crucial de los bebés menores de un año, indispensable para los avances en el desarrollo lexical durante los años siguientes. Estudios previos realizados en niños nacidos a término (es decir, a las 40 ± 2 semanas de gestación) han demostrado que los bebés nacen con habilidades para discriminar una amplia variedad de contrastes fonéticos. Sin embargo, al final del primer año han perdido su habilidad para discriminar contrastes fonéticos extranjeros, a la vez que han mejorado su capacidad para distinguir los contrastes nativos. Este proceso corresponde a la construcción del repertorio fonológico de la lengua materna. El curso de estos cambios lo controla un programa biológico que interactúa con la información provista por la exposición a la lengua materna. La experiencia con la lengua materna inicia, mantiene y mejora las habilidades fonológicas de los bebés, y se reconoce que la privación al habla en niños pequeños genera serios problemas a largo plazo en el desarrollo fonológico posterior. Sin embargo, se desconoce grandemente el impacto de la exposición anticipada a la lengua materna en este desarrollo, como ocurre en el caso de los niños nacidos grandes prematuros, que reciben una gran cantidad de estimulación externa antes de lo programado.

Fuente: Revista de Neurología 2010; 50 (1): 12-18

No hay comentarios.: