viernes, 21 de enero de 2011

Exitoso trasplante de laringe (Ver Noticia Original)



Luego de 11 años, la estadounidense Brenda Jensen dejará de comunicarse a través de un dispositivo electrónico

Washington (EFE). Brenda Jensen, una mujer de 52 años, recuperó la voz después de once años gracias a un trasplante de laringe llevado a cabo en California, informó la revista The New England Journal of Medicine.

Jensen no solo recuperó el habla tras la operación llevada a cabo en octubre pasado, sino que también pudo volver a respirar por su cuenta y disfrutar de sus sentidos del gusto y el olfato. Asimismo, también está aprendiendo nuevamente a tragar, de forma que pronto podrá comer y beber normalmente.

La operación, que fue el segundo trasplante de laringe que se haya efectuado en el mundo, la llevó a cabo un equipo internacional de cirujanos en el Centro Médico Davis, de la Universidad de California . El primero se había realizado sin éxito en Cleveland en 1998.

Los médicos del Centro Davis le sustituyeron la laringe, la glándula tiroidea y la tráquea en una operación que duró 18 horas a lo largo de dos días y en la que participaron más de 12 personas. Apenas trece días después la mujer ya podía hablar con sus médicos y sus familiares.

Jensen había perdido el habla debido a las complicaciones que siguieron a una intervención quirúrgica por fallo renal en 1999. El tubo de respiración empleado en aquel procedimiento le dañó la garganta y causó una cicatriz en el tejido que le impedía respirar sin ayuda.

Durante todos estos años Jensen respiró mediante un tubo en la tráquea, y solo podía comunicarse mediante un artefacto electrónico que producía sonidos parecidos al habla de un robot.

Jensen todavía habla con una voz ronca a ratos pero la misma ha mejorado enormemente desde la operación gracias a la regeneración de nervios en su garganta. Los médicos indicaron que si todo sigue bien pronto le quitarán el tubo de la tráquea.
Jensen, que es diabética y ya tuvo trasplante de riñón y páncreas hace cuatro años, recibe medicamentos de supresión de la inmunidad que impidieron el rechazo de esos órganos. Esto la convirtió en buena candidata para este último procedimiento, hecho posible por una donante de órganos que murió en un accidente.

Agradecientos a EFE, El Comercio y Canal N.

No hay comentarios.: