domingo, 4 de marzo de 2012

Para A. Madoz-Gúrpide, E. Ochoa-Mangado, en su articulo publicado en la [REV NEUROL 2012;54:199-208] PMID: 22314760 - Original - Fecha de publicación: 16/02/2012. Mencionan que, diferentes estudios previos han puesto en relación el consumo crónico de cocaína con diversos daños neuropsicológicos. No obstante, la mayor parte de estos estudios ofrecen resultados parciales a través de baterías poco ecológicas. El Objetivo de este estudio fué de evaluar el daño neuropsicológico (en especial de las funciones ejecutivas) asociado al consumo crónico y grave de cocaína, medido de una manera global a través de pruebas más ecológicas, considerando factores de confusión como edad, años de escolarización, sexo, raza, dependencia de opiáceos y consumo de alcohol. Sujetos y métodos. Para ello se realiza un análisis observacional, comparando los resultados del grupo de consumidores crónicos de cocaína (n = 24) y de un grupo control no consumidor (n = 27). Obteniendo se los siguientes resultados. Los principales resultados señalan diferencias significativas en la prueba de dígitos directa (p = 0,008) e inversa (p < 0,001) y en el test de las cartas (p < 0,001), así como en el test del mapa del zoo (p = 0,001) y en algunas medidas del test de Wisconsin (número de aciertos y número de errores), pero no en todas. Conclusiones. Estos resultados confirman que el consumo crónico de cocaína per se provoca un daño neuropsicológico en diferentes funciones cognitivas y ejecutivas. Dicho daño va a condicionar la funcionalidad del paciente y su perspectiva de evolución, así como la respuesta terapéutica.

Agradecimientos a: [REV NEUROL 2012;54:199-208]

0 comentarios :

Categories

Blog Archive

David Parra. Con tecnología de Blogger.

Video

EIMOF Facebook Page

ESTA WEBBLOG SE ACTUALIZA CADA SEMANA CON MÁS NOVEDADES... GRACIAS POR TU VISITA


Social networks

Follow by Email