domingo, 17 de febrero de 2013


Según  Schmidt RJ, Tancredi DJ, Ozonoff S, Hansen RL, Hartiala J, Allayee H, et al. en su estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition ha considerado que las madres de niños autistas habían consumido menos ácido fólico a través de los alimentos y los suplementos en los primeros meses del embarazo que las madres de niños sin ese trastorno.
Los investigadores entrevistaron a las madres de 429 preescolares con trastorno del espectro autista, 130 niños con retraso en el desarrollo y 278 niños con un desarrollo normal. Las mujeres respondieron sobre la alimentación y el uso de suplementos durante el embarazo para poder determinar cuánto ácido fólico habían consumido al mes. Durante el embarazo, las madres de los niños sin autismo habían consumido más ácido fólico a través de alimentos y vitaminas que el otro grupo. Esa diferencia fue mayor en el primer mes de embarazo, cuando las madres de los niños con desarrollo normal habían ingerido unos 779 μg/día de ácido fólico y el 69% de ellas cumplía las recomendaciones de ingesta diaria de vitamina B. Por el contrario, las madres de niños autistas habían ingerido una media de 655 μg/día de ácido fólico y apenas el 54% de ellas unos 600 μg o más.
La relación entre ácido fólico y autismo se mantuvo incluso tras considerar factores como la edad, la etnia, el tabaquismo y el consumo de alcohol materno durante el embarazo.

Artículo original (Click aquí)

Agradecimientos a: Am J Clin Nutr 2012






0 comentarios :

Categories

Sample Text

Blog Archive

David Parra. Con tecnología de Blogger.

Video

EIMOF Facebook Page

ESTA WEBBLOG SE ACTUALIZA CADA SEMANA CON MÁS NOVEDADES... GRACIAS POR TU VISITA


Social networks