viernes, 10 de marzo de 2017




Los bebés con fisuras labiopalatinas tienen problemas con la alimentación porque la anatomía normal de la cavidad oral se ve alterada. Normalmente, el niño tira del pezón en la boca y sella con sus labios alrededor de éste. Cuando el bebé succiona y deglute la leche materna, su el velo del paladar se eleva, cerrando la cavidad nasal. Esto genera una presión para que el pezón se mantenga en la boca y la leche sea extraída.
Cuando hay una fisura labiopalatina, puede ser difícil para el bebé realizar un buen sello alrededor del pezón, no se puede cerrar la cavidad nasal y la succión poco o nada se puede realizar.

Agradecimientos a: ASPANIF (Asociación de familias con niños con fisuras labio-palatinas)


0 comentarios :

Blog Archive

David Parra. Con tecnología de Blogger.

Video

Popular Posts

EIMOF Facebook Page

ESTA WEBBLOG SE ACTUALIZA CADA SEMANA CON MÁS NOVEDADES... GRACIAS POR TU VISITA


Social networks

Follow by Email