miércoles, 12 de noviembre de 2008



Autor:Manoel Lourenço Filho

Objetivo: Evaluar el grado de madurez alcanzado por el niño para iniciar el aprendizaje de la lectura y escritura. Establecer un pronóstico en relación al tiempo que el niño podría demorar en la adquisición de la lectura y escritura. Organizar clases diferenciales para los niños inmaduros.

Destinatarios: Niños que hayan terminado kinder o recién iniciado 1° básico.
Áreas evaluadas:Procesos Cognitivos/Funciones Básicas.

En síntesis “la base para el aprendizaje de la lectura es la capacidad de movimientos finos, delicados, ya sea de los ojos o ya de los órganos de fonación, por un lado; de otro, consiste en la capacidad de condicionarlos en conductas de lenguaje externo e interno. Estas capacidades no se presentan en el niño sino como resultado de maduración y están sujetas, como se ha visto, a condiciones neurológicas definidas” (Filho, 1960:52-53). Filho sustenta la hipótesis que los diferentes niveles de madurez explican los distintos desempeños en el aprendizaje de la lectoescritura. Por lo tanto, es necesario agrupar a los niños en grupos homogéneos de acuerdo a su nivel de madurez, tal es el fin principal de los tests ABC.


Agradecimientos a Lilito.

0 comentarios :

Categories

Sample Text

Blog Archive

David Parra. Con tecnología de Blogger.

Video

EIMOF Facebook Page

ESTA WEBBLOG SE ACTUALIZA CADA SEMANA CON MÁS NOVEDADES... GRACIAS POR TU VISITA


Social networks